top of page
  • Foto del escritorToucan Insights Staff

Asociaciones de Co-Branding: El Caso de Adidas y Kanye West


Tabla de Contenidos






Asociaciones de Co-Branding: El Caso de Adidas y Kanye West


Introducción


El Co-branding es un método de asociación estratégica de dos empresas en marketing y publicidad que busca que cada marca se beneficie del éxito de la otra.

Las asociaciones de co-branding pueden ser una estrategia eficaz para ampliar la clientela, dar a conocer la marca y entrar en nuevos mercados. Sin embargo, para que una asociación tenga éxito, debe beneficiar a todas las partes implicadas.

Por ejemplo, cuando Betty Crocker se asoció con Hershey's, tanto las empresas como el público -al que obviamente le encanta el chocolate- necesitaban descubrir y aprovechar un valor añadido.


La asociación de co-branding entre Adidas y Kanye es una historia distinta con un final diferente. ¿Te interesa? Sigue leyendo y te lo explicaremos en breve.



1. Que son las Asociaciones de Co-Branding?


Las asociaciones de co-branding se han convertido en una estrategia predominante en el mundo del marketing y que permite a las marcas combinar sus puntos fuertes y crear potentes sinergias.


En una asociación de co-branding, dos o más marcas unen sus fuerzas para colaborar en un producto, un servicio o una campaña de marketing, con el objetivo de aprovechar el valor y el alcance de sus respectivas marcas.


Estas asociaciones ofrecen a las marcas una oportunidad única de acceder a nuevos mercados, aumentar el conocimiento de la marca y mejorar su propuesta de valor global.



Las asociaciones de co-branding ofrecen varias ventajas a las marcas participantes.


En primer lugar, permite a las marcas ampliar su alcance y entrar en nuevos mercados en los que podría haber sido difícil penetrar individualmente.


Al colaborar con una marca que tiene una presencia consolidada en un mercado o sector concreto, las empresas pueden aprovechar la experiencia, los canales de distribución y la base de clientes de su socio para ganar tracción rápidamente.


La colaboración de Kanye supuso un importante impulso para la imagen de marca y la relevancia cultural de Adidas. Kanye no sólo es un músico muy aclamado, sino también una figura destacada de la moda y la cultura pop.


Al asociarse con Kanye, Adidas pudo aprovechar su enorme base de seguidores y atraer a un grupo demográfico más joven e interesado por las tendencias.


Además, las asociaciones de co-branding permiten a las marcas mejorar su valor de marca mediante la asociación con un socio respetado y de confianza.


Cuando dos marcas de renombre se unen, pueden combinar sus atributos, valores y recursos únicos para crear una oferta más atractiva para los clientes.


Esta asociación puede ayudar a generar confianza, credibilidad y lealtad entre los consumidores, lo que en última instancia refuerza la imagen de marca e impulsa la captación y retención de clientes.



La línea de zapatillas Yeezy de Kanye se hizo muy codiciada y creó una sensación de exclusividad y deseabilidad en torno a la marca Adidas.


Esto provocó un aumento de la demanda, lanzamientos de edición limitada y una mayor expectación, lo que se tradujo en mayores ventas e ingresos para Adidas.


Además, las asociaciones de co-branding pueden abrir oportunidades de innovación y diversificación de productos.


Al poner en común sus recursos, experiencia y capacidades de I+D, las marcas pueden colaborar en el desarrollo de nuevos productos o servicios que satisfagan las necesidades y preferencias cambiantes de su público objetivo.


La influencia de Kanye en el diseño y la innovación de productos ha sido decisiva para ampliar los límites de la cultura de las zapatillas.


Su estética distintiva y su enfoque de diseño único han ayudado a Adidas a destacar en el saturado mercado de las zapatillas, ofreciendo a los consumidores algo diferente y atractivo.


Sin embargo, el éxito de las asociaciones de co-branding requiere una planificación cuidadosa, la alineación de los valores de la marca y una comunicación clara.

Es crucial que las marcas se aseguren de que la asociación es mutuamente beneficiosa y de que ambas partes tienen una visión y unos objetivos comunes.


Además, la comunicación y la coordinación efectivas entre las marcas colaboradoras son vitales para mantener la consistencia y la coherencia en los mensajes y la representación de la marca.




 
 


2. El Caso de Adidas y Kanye West

Kanye West (ahora conocido como "Ye") y Adidas firmaron un acuerdo de asociación de marca compartida en 2016.


Sus ventas aumentaron significativamente como resultado, sumando miles de millones de dólares gracias a la asociación.


Sin embargo, todo cambió en 2022 cuando Kanye tuiteó: "Going death con 3 on JEWISH PEOPLE", incitando a la histeria antisemita.


Esto fue en respuesta a un incidente anterior en el que causó revuelo al ponerse una camiseta de "white lives matter" durante las marchas estadounidenses Black Lives Matter.

Adidas puso fin a su acuerdo con Kanye y retiró la línea Yeezy del mercado en un esfuerzo por mantener su imagen pública al margen de los dichos del cantante.


Sin embargo, esto ha causado una tremenda pérdida para la marca, que ahora anticipa una pérdida total de 738 millones de dólares en 2023, su primera pérdida anual.



3. Que hizo Adidas?


Adidas ha comenzado a liquidar las zapatillas que codiseñó con Ye, antes de cortar relaciones con el popular cantante.


Adidas afirma que una "cantidad significativa" de los ingresos generados por el suministro restante de zapatillas de la marca "Yeezy" se donará a asociaciones que luchan contra el antisemitismo, el racismo y el odio, como la Liga Antidifamación y el Instituto Philonise & Keeta Floyd para el Cambio Social, creado por el hermano de George Floyd.


Las zapatillas, cuyo precio oscila entre 70 y 260 dólares el par, y que salieron a la venta en Estados Unidos el miércoles, ya están a la venta, pero aún se desconoce si Ye recibirá algún dinero con su venta.


Antes de elegir qué hacer con el exceso de producto, la corporación afirma que se comprometió con "un grupo diverso" de empleados, organizaciones y clientes.

Adidas afirmó que, para salvaguardar a los socios de la cadena de suministro, llevó a cabo pedidos de producción contratados incluso después de que se disolviera la colaboración.




 
 


4. Riesgos de las Asociaciones de Co-Branding


Aunque las asociaciones de co-branding ofrecen numerosas ventajas, es esencial que las marcas sean conscientes de los riesgos potenciales que entrañan.

Un riesgo importante es el potencial de dilución de la marca o el daño al valor de la marca, como se demostró en la debacle de Adidas y Kanye.



Si una marca se enfrenta a una crisis de relaciones públicas, problemas legales o una disminución de la calidad, puede tener un impacto negativo en la percepción y la fiabilidad de la otra marca.


Por lo tanto, la diligencia debida y la selección cuidadosa de un socio de co-branding son cruciales para mitigar este riesgo.

Otro riesgo de las asociaciones de marca compartida es la falta de control sobre las acciones del socio.


Aunque las marcas pueden alinearse inicialmente, con el tiempo pueden producirse cambios en la estrategia, la gestión o la dirección.


Si una marca se desvía de los valores acordados o no mantiene los estándares de calidad, puede dañar la reputación de las dos marcas implicadas.


Es esencial establecer directrices claras, canales de comunicación y mecanismos de supervisión para garantizar una alineación continua y mitigar el riesgo de daños a la reputación.


Las asociaciones de marca compartida también conllevan el riesgo de canibalización de la marca.


Si los productos o servicios de co-branding compiten directamente con las ofertas existentes de cada marca, puede producirse confusión entre los consumidores y una pérdida potencial de cuota de mercado.


Las marcas deben considerar cuidadosamente el público objetivo, el posicionamiento en el mercado y las estrategias de diferenciación para garantizar que la asociación de co-branding aporte valor añadido en lugar de canibalizar las ventas existentes.


Además, en las asociaciones de co-branding pueden surgir conflictos de intereses.


Las marcas pueden tener objetivos, prioridades o estrategias de marketing diferentes, lo que puede crear tensiones y obstaculizar la colaboración.


La falta de sintonía en ámbitos como los precios, los canales de distribución o la comunicación comercial puede provocar conflictos que repercutan negativamente en el éxito de la asociación.


Una negociación minuciosa, acuerdos contractuales claros y una comunicación continua son necesarios para abordar y gestionar eficazmente los posibles conflictos.





Conclusión


Las asociaciones de co-branding pueden ser una estrategia eficaz para ampliar la clientela, dar a conocer la marca y entrar en nuevos mercados.


Las marcas que colaboran en asociaciones de co-branding pueden aprovechar sus respectivos puntos fuertes y crear potentes sinergias.


Estas asociaciones ofrecen varias ventajas, como ampliar el alcance, mejorar el valor de la marca a través de la asociación, desbloquear oportunidades de innovación y diversificar la oferta de productos.

Sin embargo, las asociaciones de co-branding entrañan riesgos que las marcas deben tener en cuenta.


La dilución de la marca, la falta de control sobre las acciones del socio, la canibalización de la marca y los conflictos de intereses son algunos de los riesgos potenciales.

La diligencia debida, la selección cuidadosa de los socios, unas directrices claras y una comunicación eficaz son esenciales para mitigar estos riesgos.

La asociación de co-branding entre Adidas y Kanye sirve de ejemplo de los riesgos que entraña, ya que las controvertidas acciones de Kanye provocaron daños a la marca y pérdidas significativas para Adidas.

En general, aunque las asociaciones de co-branding tienen sus recompensas, las marcas deben sortear cuidadosamente los riesgos potenciales para garantizar el éxito de la colaboración.



 

Comments


bottom of page